footiegame
 
Reglas
1. Jugadores
Los jugadores son la parte fundamental de tu equipo. Sin ellos no podrías participar en los partidos. Cuídalos. Tienes que tener un mínimo de 18 jugadores en tu plantilla antes de cada jornada. Si no cumples este requisito, el sistema podrá fichar jugadores para tu equipo hasta llegar a ese número.
Habilidades básicas:
Cada jugador tiene unas habilidades que determinan su comportamiento en el terreno de juego, sin embargo, estas habilidades no son estáticas, mejoran y empeoran con el entrenamiento, el paso del tiempo u otros criterios. Estas habilidades son:
- Calidad: Es la habilidad fundamental para porteros y delanteros. Cualquier equipo bien configurado necesita un buen portero que aporte seguridad a la defensa y algún delantero con olfato de gol.
- Velocidad: Determina la velocidad de tu jugador. La velocidad es importante para poder desbordar a los oponentes y crear ocasiones de gol.
- Fuerza: La fuerza es importante para imponerse en el juego aéreo al rival.
- Defensa: Es la habilidad fundamental de los defensas. Es importante tener una buena defensa para detener a los delanteros rivales.
Cualidades buenas para cada tipo de jugador:
- Delanteros: Calidad y velocidad.
- Medios: Si lo quieres de corte ofensivo calidad y velocidad, de corte defensivo defensa y fuerza.
- Defensas: Defensa y fuerza.
- Porteros: Calidad.
El parámetro Fuerza es útil en cualquier posición, sirve para que el jugador no acumule tanto cansancio después de los partidos.
- Estado de forma: Marca el rendimiento general del jugador en el partido comparado con su máximo potencial. El estado de forma de un jugador sube cuando juega partidos y baja cuando no juega o si se lesiona. El valor máximo del estado de forma es 100.
- Cansancio: El cansancio acumulado afecta al jugador a medida que pasan los minutos de partido. Este sube cuando el jugador juega un partido y baja cuando descansa. Además, puedes programar en tu entrenamiento sesiones regenerativas para disminuirlo. El valor mínimo de cansancio es 0.
El cansancio influye sobre todo a altos niveles (a partir de 15). Para hacernos una idea del nivel de cansancio máximo, es aquel que dándole un único partido de descanso al jugador, le permite recuperarse hasta cansancio 0. También es importante las cualidades del jugador por ejemplo un jugador de calidad 80 y cansancio 18 es más útil que uno de 60 con cansancio 5.
- Moral: Representa el estado anímico del jugador. La moral de un jugador se resiente por las siguientes razones: si piensa que su contrato es inferior a sus características o el de otros jugadores es muy superior en comparación al suyo, si pasa muchos partidos sin entrar en el equipo titular y si la trayectoria del equipo en las competiciones es mala. El valor máximo de moral es 100 y el mínimo es 0. Las quejas del jugador te ayudarán a intuir cuál es el problema de un jugador con moral baja.
Sanciones:
Un jugador puede resultar sancionado por dos motivos:
- Ser expulsado en un partido oficial.
- Acumular 5 tarjetas amarillas en la misma temporada de liga.
Ambos motivos acarrearán un partido de sanción que se cumplirá en el siguiente partido oficial.
Lesiones:
El otro motivo para que un jugador no esté disponible para un partido es una lesión. La duración de las lesiones varía entre 1 y 9 semanas y es completamente aleatoria.
Potencial del jugador:
El potencial del jugador determina cómo de bueno podría llegar a ser un jugador. Esto no quiere decir que vaya a ser así de bueno algún día, pero un buen sistema de entrenamientos equilibrado le llevará a alcanzar su potencial. Es un parámetro fijo, no cambia a lo largo de la vida del jugador pero puedes llegar a intuirlo indirectamente.
Valor:
El valor del jugador te marca lo bueno que es o lo bueno que podría llegar a ser un jugador. Es un valor que asigna el juego y puedes utilizarlo para obtener buenas indicaciones de tu equipo o de otros equipos. Este cambia constantemente, tanto durante como al final de la temporada, según evolucionen tus jugadores.
Contrato del jugador:
Como todos los trabajadores los jugadores tienen un contrato con su equipo (siempre que tengan uno). Cada contrato tiene tres parámetros:
- Sueldo: Es el salario anual del jugador. Este salario lo vas pagando jornada a jornada en partes (para calcular el sueldo semanal recuerda que una temporada tiene 42 jornadas). Como en la realidad, los jugadores basan su decisión de en que equipo jugar principalmente en su sueldo. Además, es el principal motivo de que tus jugadores no estén contentos en el equipo.
- Cláusula: Es el dinero que debe pagar un equipo para poder fichar a un jugador de tu equipo sin tener que negociar contigo. Cuanto mayor sea más difÌcil será que un equipo quiera pagarla y mayores serán tus beneficios. Sin embargo, cláusulas altas no serán del agrado del jugador. La cláusula que ofrezcas a un jugador debe ser mayor que su valor y cláusulas de más del triple del valor son mal vistas por los jugadores.
Para subir la cláusula a los jugadores debes de hacerle un nuevo contrato, ofrecerle un nuevo sueldo, y poner una nueva cláusula, no tienes que pagar nada extra, solo que por semana pagarás el crecimiento del sueldo que le pongas, ya que para que te acepte el jugador la oferta debería ser mayor que el sueldo que tiene el jugador actual, aunque en algunos caso puede llegar a ser igual e inferior sueldo.
- Años de contrato: Es el número de temporadas de contrato que le quedan a un jugador en tu equipo. Si el número de años es 1 significa que está en su última temporada y se irá a final de esta si no le ofreces un nuevo contrato.
Para aumentar los años de contrato tienes que hacerle una oferta y el jugador la aceptará o rechazará según lo buena que le parezca. También tienes que tener en cuenta que la renovación entra en vigor en el acto, es decir, que te convendrá renovar a finales de temporada.
Despidos:
Cuando tienes a un jugador en plantilla que no aporta nada puedes considerar despedirlo. Puedes hacerlo en cualquier momento pero sólo puedes despedir a un jugador de tu plantilla a la semana. El coste de despedir a un jugador es la mitad de su sueldo anual por el número de temporadas que le quedan en tu equipo.
Jubilaciones:
Como todos los trabajadores, los jugadores también tienen derecho a jubilarse. A partir de los 30 años (más o menos) sus habilidades empiezan a bajar paulatinamente. Sin embargo sólo se retiran cuando llegan a una edad elevada y no tienen equipo. Mientras tengan equipo no se retirarán.